recorrido del cristo de la preciosa sangre de san francisco

Recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre, San Francisco 2022 | procesión Quinto Viernes de Cuaresma

Este será el recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre del Templo Histórico de San Francisco para este quinto viernes de cuaresma 1 de abril de 2022, y puntos de referencia de la Procesión que junto a Nuestra Señora de Dolores, ubicado en el Paseo de la Sexta del Centro Histórico de la Ciudad Guatemala saldrá a recorrer y bendecir éste Quinto Viernes de Cuaresma.

Este cortejo procesional, año con año se ha visto el crecimiento y devoción con que los Cucuruchos y Cucuruchas le dan al Cristo Crucificado de San Francisco, por lo que te compartimos el afiche de la Cofradía de la Santa Vera Cruz para ver el recorrido.

Puntos de Referencia procesión de San Francisco:

  • Salida, 18:30 horas.
  • Entrada, 22:00 horas aproximadamente.

Recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre, San Francisco 2022 | Quinto Viernes de Cuaresma

Recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre de San Francisco 2022
Recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre de San Francisco 2022

Los protocolos que se seguirán en el recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre de San Francisco para este 2022

  • Los participantes previstos dentro del alcance de este protocolo deberán acreditar como requisito para su participación en el cortejo procesional extramuros el esquema completo de vacunación (primera, segunda y refuerzo de la tercera dosis correspondiente) contra el COVID-19.
  • El aforo de los Cortejos Procesionales extramuros, queda sujeto a lo dispuesto en el Acuerdo Ministerial 32-2022 así como el nivel de alerta epidemiológico en que se encuentra el municipio, o cualquier otra futura reforma.
  • Ajustar los recorridos de los cortejos procesionales extramuros, buscando preferencialmente espacios amplios en donde pueda llevarse a cabo.
  • Desinfección de muebles de las andas procesionales previo a salir y entrar del Cortejo Procesional.
  • Uso adecuado de mascarilla, de conformidad a los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”; toda persona dentro del cortejo procesional, deberá permanecer con la mascarilla puesta, cubriendo perfectamente la nariz y la boca.
  • Todos los músicos deberán presentar prueba negativa de COVID-19 de 48 horas de antelación.
  • Los músicos debidamente acreditados dentro del cortejo procesional extramuros deberán permanecer con mascarilla, a una distancia mínima de 1.5 metros.
  • Los músicos que utilicen instrumentos de viento deberán permanecer a una distancia mínima de 2 metros del resto de músicos.
  • Los devotos cargadores acreditados dentro del cortejo procesional extramuros, deberán mantener el distanciamiento físico que cumpla con las disposiciones legales vigentes en materia sanitaria para la atención de la pandemia.
  • Los organizadores deberán comunicar a los participantes del cortejo procesional extramuros sobre la importancia de no tocarse los ojos, boca y nariz de conformidad a los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”.
  • En cada cambio de turno, corresponderá en lo individual a cada devoto cargador que ingrese al turno, realizar con alcohol y toalla húmeda la desinfección de su espacio previo a levantar el anda.
  • La organización de la toma de temperatura y aplicación de alcohol en gel, dentro del cortejo procesional, estará a cargo de las Hermandades de conformidad a los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”.
  • No se permitirá la participación al cortejo procesional a personas que presenten síntomas asociados al COVID-19 o temperatura que sea igual o mayor a 38 grados de conformidad a los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”.
  • Para controlar y minimizar la cantidad de personas presentes en el procesional, en las filas previas a su turno correspondiente no deberán estar de tres turnos en espera al mismo; una vez que el devoto cargador, concluya su turno, tendrá la obligación de retirarse del mismo, lo cual será comunicado por las Hermandades.
  • Cada cortejo procesional extramuros deberá contar con un Comité de Bioseguridad encargado de velar por el cumplimiento del presente protocolo, desde el inicio del cortejo procesional extramuros, hasta su retorno al Templo. Los miembros de este Comité tendrán las siguientes atribuciones:
    1. Verificar el cumplimiento del presente protocolo dentro del cortejo procesional extramuros de conformidad a los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”.
    2. Retirar del cortejo procesional extramuros a cualquier persona que no forme parte de este.
    3. Requerir el apoyo de la Policía Nacional Civil para retirar a cualquier persona que no forme parte del cortejo procesional extramuros. o que formando parte de éste, incumpla con las disposiciones del presente protocolo.
  • Los devotos cargadores al adquirir los turnos correspondientes se obligan al cumplimiento de las disposiciones del presente protocolo, así como a las normas sanitarias individuales para evitar el contagio y transmisión del COVID-19 emitidas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.
  • Como medidas de bioseguridad para evitar aglomeraciones en el recorrido del cortejo procesional extramuros, los organizadores deberán:
    • Informar   que no   serán   permitidas   las filas   de devotos    cargadores acompañando al cortejo procesional extramuros.
    • Incentivar a observar los cortejos procesionales a través de los diferentes medios de comunicación y redes sociales de que dispongan las Hermandades.
    • Limitar dentro de los cortejos procesionales a exhibir únicamente el anda de Jesús y la Santísima Virgen María (en cualquiera de sus advocaciones).
    • Las cuadrillas de limpieza deberán mantener una distancia mínima de dos cuadras al cortejo procesional.
    • Los organizadores deberán restringir el acceso a los devotos cargadores, una cuadra antes y una cuadra después, del cortejo procesional para cumplir con su turno.
    • Los organizadores deberán informar a los devotos cargadores que no será permitido el ingreso de acompañantes a1 cortejo procesional, bajo ningún motivo o excepción.
    • No podrán coincidir en una misma ubicación al mismo tiempo cortejos procesionales de diferentes Iglesias.
    • Difundir a través de miembros de las Hermandades por lo menos tres cuadras del cortejo procesional extramuros el cumplimiento del distanciamiento físico establecido, evitando aglomeraciones y velando por el cumplimiento de los lineamientos de bioseguridad emitidos por el “MSPAS”.

FUNDAMENTO LEGAL DEL PROTOCOLO PARA PROCESIONES:

Derecho a la Salud. El goce de la salud es un derecho fundamental del ser humano, por lo tanto el Estado debe velar por la salud y la asistencia social de todos los habitantes y debe desarrollar, a través de sus instituciones, acciones de prevención, promoción, recuperación, rehabilitación, coordinación y las complementarías pertinentes a fin de procurarles el más completo bienestar físico, mental y social.

Por lo tanto, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social tiene a su cargo la rectoría del sector salud y debe formular, organizar y dirigir la ejecución de las políticas, planes, programas y proyectos para la entrega de servicios de salud a la población.

El templo del Cristo de la Preciosa Sangre: San Francisco

Los trabajos del nuevo templo de San Francisco se iniciaron en 1800 y culminaron en 1851. La petición de fondos para la ejecución de dicha empresa se inició 1788, cuando era superior del convento y vicario general Fray Juan José López. No existe plano original del templo, ya que consta en un acta de cabildo ordinario, celebrado el 24 de Octubre de 1820. Fue destruido por unos loros en casa del arquitecto español Santiago Marquí.

El diseño de la fachada de este edificio, está tomado prácticamente del Libro IV de Arquitectura de Andrea Palladio, arquitecto italiano del siglo XVI, se aprecia la valorización del renacimiento en esta época neoclásica Novo guatemalense.

Entre 1778 y 1800, fueron reunidos los fondos entre sus fieles para la ejecución de las obras. Gran cantidad de personas dieron su aporte entre las cuales destacan las familias Ruiz- Angulo, Córdoba y Urruela.
En 1802 para su construcción se trajo madera de San Juan Sacatepéquez para darle seguimiento a tan espectacular obra.

En 1820 se pidió autorizar la construcción de las torres para los campanarios, que debían contener 55mts de alto. Ello motivó una amplia discusión entre las autoridades del templo Franciscano y el síndico de la ciudad se decidió anular la construcción de las mismas, ya que podían provocar problemas en 1830 el gobierno civil suspendió la orden existente de demolición de las torre.

En agosto de 1833, se hizo un nuevo intento por construir el campanario; que también fue criticado e intervino la dirección de estudios que dictamino la inconveniencia de levantar de levantar estos por la seguridad pública.

Debe de recordarse algunos hechos que vinieron a interrumpir las obras de San Francisco, el primero de ellos ocurrió el 29 de Julio de 1829, al mes de haber sido declarado traidor a la patria, el arzobispo Fray Ramón Casáus y Torres y la asamblea legislativa decreto la extensión de las ordenes monásticas expropiándoles todos sus bienes y alhajas”.

Esta suspensión provoco grave deterioro a la obra, que termino en daño a causa de los terremotos que asolaron la ciudad el 23 de Abril de 1830.

Paso un tiempo hasta que el párroco de El Calvario, presbítero Dr. Don Bernardo Piñol y Aycinena, lanzo la iniciativa de reedificar el templo, que por muchos años estuvo olvidado, pero con un recuerdo claro, colocado en el lugar donde hoy está el corazón de Jesús, que decía: “ Cuida oh Señor de reedificar tu Santa Casa”.

Al padre Piñol siguió en esta tarea en 1840, el padre Joaquín Taboada y después los padres Fray Mariano Lanuza y Fray Juan de Jesús Zepeda quienes la culminaron.

El 22 de febrero de 1851, el ilustrísimo señor arzobispo Don Francisco de Paula García Peláez, consagra solemnemente la iglesia y el altar mayor, arruegos M.R.P. Fray Juan de Jesús Zepeda, guardián del convento de Guatemala y del señor licenciado José María de Urruela, síndico del convento, contando con la colaboración de Don Dámaso Angulo y la dirección de el señor Miguel Rivera y Maestre”.

Los terremotos de 1917, 1918 y 1976 han dañado al templo, por lo que ha tenido que ser restaurado, perdiendo gran parte de su originalidad.

Al referirse a la iglesia de San Francisco, José Martí, indica que es: “Mas castillo que el castillo parece la gran fábrica destinada a sobrevivir al espíritu que la animó.”

Además de resaltar sus valores arquitectónicos, al decir que: “Enseña San Francisco su hermosísima fachada, imponente nave, sus robustas murallas, que no muros, irguiéndose, empinándose sobre penosa cuesta, como un rectángulo colosal”, esto está en el ensayo Guatemala, publicado en 1878, este intelectual cubano, queda sorprendido por la belleza del templo franciscano. (Guatemala, 1878).

San Francisco aparece nombrada como Basílica en 1830, título que recibió de forma oficial el día de su Dedicación en 1851. Según consta en los sermones de la época y en los escritos de Jesús Fernández.

Algunos datos en la historia del Cristo de la Preciosa Sangre

El Cristo de la Preciosa Sangre se ha constituido como un ícono de la Cuaresma en nuestro país. La imagen data del siglo XVIII y en su talla se puede observar las heridas causadas por la flagelación.

Aunque se desconoce la fecha exacta en la que el Cristo empezó a recorrer las calles, se sabe que fue a partir de los años 70, cuando organizadores y autoridades eclesiásticas, deciden que la imagen sea acompañada por la Santísima Virgen de Dolores.

El ingreso de la procesión es uno de los momentos más emotivos en el recorrido del Cristo de la Preciosa Sangre de San Francisco.